17.9 C
Resistencia
miércoles, agosto 10, 2022
HomeSociedadSe recibió de médico a los 78 años y sueña con viajar...

Se recibió de médico a los 78 años y sueña con viajar a Panamá para contárselo a su mamá

El hombre llegó a la Argentina con 25 años, pudo terminar sus estudios y quiere contarle la noticia a su madre, pero no logra comunicarse.

Jorge Antonio Díaz Solís inició sus estudios de medicina en Panamá, pero tuvo que interrumpirlos cuando emigró a la Argentina con 25 años. Luego de muchos años de esfuerzo y tras varios problemas económicos, logró recibirse en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). ” Este título significa toda una vida para mí”, dijo.

Durante 12 años, Jorge se levantó de madrugada y caminó cuatro horas por día para ir y volver al Hospital de Clínicas, donde realizaba las prácticas profesionales. “Iba rindiendo a medida que podía, caminaba dos kilómetros y medio ida, y lo mismo a la vuelta para poder cursar”, señaló.

Un día, un profesor lo vio durmiendo en el suelo del nosocomio y lo contactó con el Ministerio de Desarrollo Social para que fuera alojado en una de las casas del programa Viviendas Tuteladas. Allí consiguió un hogar y la contención necesaria para seguir trabajando y estudiando sin excusas, con toda la perseverancia hasta que logró lo que soñaba.

“A los estudiantes de hoy les diría que sean honestos con sus propios deseos, que pidan ayuda y nunca traicionen a sus familias”, reflexionó Jorge Antonio. Y es que a él no le fue nada fácil alcanzar su sueño: al poco tiempo de llegar a Córdoba se quedó sin trabajo y tuvo que comenzar a laborar en un cortadero de ladrillos.

Compartir la alegría con su mamá

Más allá de la alegría, el septuagenario expresó que todavía tiene una cuenta pendiente. “ Quisiera decirle a mi madre que le he cumplido el sueño. Que he llegado a la meta final de mi vida”, remarcó.

Según Jorge Antonio, su mamá aún vive en Panamá y tiene 97 años. Sin embargo, todavía no se ha enterado del gran logro de su hijo. “Le cambiaron el número de teléfono y no puedo comunicarme. Tendría que buscarla en la guía telefónica, pero no existen acá en Córdoba”, agregó.

“Espero que no se me muera antes. Tengo miedo que no me reconozca, porque está con alzheimer”, se lamentó emocionado el médico.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS