19.9 C
Resistencia
viernes, abril 19, 2024
HomePolíticaLa audacia de Alberto Fernández contra la Justicia duró poco

La audacia de Alberto Fernández contra la Justicia duró poco

Cuando parecía que estaba dispuesto a rebelarse y salir a confrontar con el poder judicial, súbitamente dio un paso atrás.

Si bien el presidente sigue adelante con su idea de someter a juicio político al presidente de la Corte, inmediatamente salió a desautorizar al ministro de Justicia, Martín Soria, cuando afirmó en un reportaje que “hay posibilidades” de que el gobierno avance con una reforma del Consejo de la Magistratura a través de un DNU, habida cuenta de que la oposición bloquea el funcionamiento del Congreso y de la Magistratura.

Pero ni bien se enteró Alberto Fernández, le encargó a la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti que saliera a desmentirlo y a desactivar cualquier posibilidad de que esa alternativa pudiera llegar a concretarse. La portavoz afirmó que la afirmación de Soria fue “una respuesta en una entrevista”, y que no hay posibilidad alguna de que cobre forma.

“Entiendo por lo que dijo el ministro de Justicia Martín Soria que existen los mecanismos constitucionales, porque existen los DNU, y existen otros mecanismos que fija la constitución, el presidente con los temas judiciales está pensando en el juicio político que se va a iniciar próximamente”, enfatizó Cerruti.

De este modo, Alberto no sólo desautorizó a su ministro, sino que también salió a confrontar con el cristinismo que exige la modificación de la integración del Consejo sin importar a través de qué medios. Ni siquiera en los primeros días del año la interna del Frente de Todos se toma descanso. En el cristinismo están convencidos de que el presidente no tiene interés alguno en que el juicio político se concrete, y que en realidad si lo impulsó es porque tenía la certeza de que no le daban los números para llevarlo a cabo.

Es difícil suponer que el taciturno Alberto Fernández se anime a tomar una decisión que provocaría un grave conflicto de poderes a once meses de entregar la banda presidencial, cuando siempre esquivó la confrontación. Las palabras de Soria, de este modo, apuntaron a dejarlo en evidencia una vez más. Y tuvieron éxito inmediato.

NOTICIAS RELACIONADAS

MAS LEIDAS

error: Content is protected !!