Connect with us

Politica

Cómo será la cuarentena que viene por el COVID-19 en Argentina: horarios, zonas críticas y transporte

Publicado

on

Horario para todo. Para pasear, para ir a almacén, para entrar y salir del trabajo. La segmentación del día, según edades o sectores de la economía, es el elemento más novedoso en el borrador del gobierno para flexibilizar la cuarentena​ que, así y todo, extenderá otras dos semanas.

Alberto Fernández prevé insistir con la idea de salidas recreativas, que a pesar del rechazo inicial ya aplicaron más de diez provincias, y quiere avanzar con un modelo que permita abrir sectores de la economía y el comercio.

Entre esas dos aguas se mueve el presidente. Este miércoles advirtió que levantar la cuarentena sería “llevar a la muerte a miles de argentinos” pero, a su vez, cree que es imprescindible, e inevitable, que haya mayores flexibilizaciones.

Lo que viene, la etapa de cuarentena que arrancará a partir del próximo lunes, estará cruzado por esa dualidad y montado a tres elementos puntuales: cómo administrar el transporte público, horarios acotados y rígidos para funcionar y distinción de zonas rojas donde el Covid-19 está en etapa crítica.

En los últimos días, en varias provincias y ciudades grandes, empezó la apertura de comercio e industrias, actividades liberales y salidas recreativas. Todo funciona con horarios estipulados y con regímenes de apertura limitada. Ese rasgo es clave para lo que viene y que el Gobierno nacional anticipó cuando propuso salidas de una hora. En el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA, que abarca Capital más Conurbano), y ciudades grandes, la hipótesis que exploran en la Quinta de Olivos, aunque está supeditada a la decisión última de los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, es avanzar de manera paulatina con aperturas según horarios establecidos.
La segmentación de horarios comerciales, según la actividad y el rubro, figura en el borrador que analiza Fernández con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, como variable para atender un problema crítico: el transporte público. La propuesta surgió, de hecho, de una conversación que tuvo la semana pasada el ministro de Transporte, Mario Meoni, con Horacio Rodríguez Larreta, y consiste en acordar un esquema horario para que se retomen actividades sin saturar trenes, subtes y colectivos, que son un foco de contagio.
El último lunes, en Capital y el conurbano, usaron trenes, subterráneo y colectivos, 908.724 pasajeros. Es el 22% de los 4.242.450 que lo hacían a principios de marzo antes que Alberto Fernández suspendiera las clases y fijara, luego, la cuarentena total.

ero es un 64,5% más que a fines de marzo. En la primera semana de aislamiento solo 552.179 pasajeros usaron la SUBE, el sistema que permite registrar con exactitud el movimiento de pasajeros.

El incremento fue atado a la apertura de sectores en las sucesivas fases de la cuarentena. Para la próxima, la que el Gobierno extenderá el próximo domingo, el factor transporte público estará más presente que nunca.

“Cada actividad que se abrió fue pensando en que saldría más gente. Paulatino y con un monitoreo para, en caso de complicaciones, dar marcha atrás”, explican a Clarín desde el Gobierno para explicar la suba.

Por eso, la cuarentena estará como nunca focalizada en el AMBA, ese mundo de fronteras indefinidas, con más de 15 millones de habitantes, que concentra el inmenso universo de contagiados por Covid-19 y supone, a su vez, el principal foco.

De los 5.020 casos confirmados desde que empezó la pandemia, 1.404 son de Capital y 1.811 de la provincia de Buenos Aires -de estos, el 96% son del conurbano-. Sumados, dan 3.215 y expresan el 65% del total del país.

El testeo diario que hace Ginés González García desde Salud, siempre online con Olivos, detalla que solo AMBA, Chaco y Río Negro están en zona roja porque dos conglomerados como Córdoba y Rosario aplanaron, de manera sustancial, la curva.

En el resto de las provincias, los casos se redujeron y en varias no se detectan casos confirmados hace días o semanas.

En la provincia de Buenos Aires, de los 135 distritos, hubo 17 que no pidieron ningún tipo de flexibilización. Los demás lo hicieron y la mayoría espera, todavía, autorización del jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, que analiza caso por caso, cuando se trata de sectores económico o comerciales, con el ministro de Producción, Augusto Costa.

Hay casos testigo como Tigre, municipio con mucha concentración industrial, donde Julio Zamora pide reactivar varios sectores pero la provincia administra los permisos. En Avellaneda, Jorge Ferraresi, y en Merlo, Gustavo Menéndez, también piden excepciones que no tiene el OK del Gobierno bonaerense.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Fernández encabezará la presentación del “Plan de políticas ambientales”, junto a Cabandié

Publicado

on

Por

El presidente Alberto Fernández encabezará este lunes la presentación del Plan de Políticas Ambientales, junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, se informó este domingo oficialmente.

Por otra parte, Presidencia precisó que a las 12 el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, anunciará que se destinarán más de 12 millones de pesos para fortalecer el Laboratorio de Alta Complejidad de Misiones para la detección del SARS-COV-2.

A las 13 los ministros de Educación, Nicolás Trotta, y de Salud, Ginés González García, se reunirán con sus pares de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña y Fernán Quirós, respectivamente.

Asimismo, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, recibirá a las 10 al senador nacional oficialista porteño Mariano Recalde.

Seguir leyendo

Politica

IFE: Gobierno y ANSES definen si vuelven a pagar en octubre

Publicado

on

Por

La nueva etapa del programa de Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se definirá “antes de fin de mes”, confirmó la titular de la Anses, Fernanda Raverta, que sostuvo que se está evaluando “si existe un cuarto pago o se avanza en otra políticas social de acompañamiento con otras perspectivas”.

Seguir leyendo

Politica

Las claves políticas de un proceso inédito

Publicado

on

Por

El aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) por coronavirus, que este domingo cumplirá seis meses de vigencia en el país, fue renovado desde el 20 de marzo en períodos de 14 días en promedio, y en fases diferenciadas según el avance de la pandemia en las provincias y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“Hay que entender las etapas. En marzo teníamos que contener la llegada del virus y cubrir las necesidades de insumos. Ahí tomamos las medidas más duras y, con las distintas prórrogas, fuimos ralentizando la velocidad de contagio”, afirmó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en declaraciones a las radios La Red y El Destape.

La cuarentena, que comenzó el 20 de marzo, se renovó -con distintas modalidades- el 31 de marzo, el 13 de abril, el 27 de abril, el 11 de mayo, el 25 de mayo, el 8 de junio, el 1 de julio, el 18 de julio, el 3 de agosto, el 17 de agosto y el 31 de agosto.

Este viernes, el gobierno nacional anunció una nueva extensión de la cuarentena, a partir del lunes 21 y hasta el próximo 11 de octubre.

Barbijo y distanciamiento social, dos elementos fundamentales para contener la circulación del virus. Casi todos los anuncios de las extensiones del ASPO fueron encabezados por el presidente Alberto Fernández y, en la mayoría de ellos, estuvo acompañado por las autoridades del AMBA: el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En el anuncio del 17 de julio, sobre la renovación prevista para el día siguiente, el jefe de Estado también estuvo acompañado por los gobernadores de Río Negro, Arabela Carreras, de Chaco, Jorge Capitanich, y de Jujuy, Gerardo Morales, quienes participaron por videoconferencia y expusieron sobre el avance del virus en sus distritos.

La mayoría de las extensiones del ASPO se informaron desde la Residencia Presidencial de Olivos y en algunas oportunidades incluyeron una conferencia de prensa al término de las exposiciones del primer mandatario y de los jefes de distrito que lo acompañaron.

La modalidad del anuncio de extensión de la cuarentena se modificó el 28 de agosto, cuando fue comunicada por el Presidente en un mensaje grabado que se difundió en su cuenta de la red social Twitter.

El formato del anuncio de la extensión del ASPO se modificó también este viernes, con un video de poco más de tres minutos en el que la voz en off de una locutora reportó la situación de la pandemia en el país y que fue transmitido a través de la cuenta oficial de Casa Rosada en Twitter.

En ese anuncio, que informó la renovación de la cuarentena a partir del 21 de septiembre y hasta el 11 de octubre, por primera vez no estuvo presente el Presidente.

“El Presidente habló toda la semana, de lunes a viernes. Nos parecía que el rol y el lugar de explicar cómo estaban dadas las situaciones ya estaba bastante claro y por eso decidimos avanzar en este formato. No se modifica la situación de aislamiento y cuidado, sino que se avanza en medidas de restricción en las provincias”, indicó Cafiero.

En la mayoría de los anuncios durante estos seis meses, el jefe de Estado utilizó gráficos para mostrar el avance de la pandemia y comparar con la situación con otros países.

En uno de los anuncios realizados en mayo se informó sobre las fases de la cuarentena según el tiempo de duplicación de los casos en cada distrito: en la Fase 1 el tiempo de duplicación de los casos se registró en menos de 15 días; en la Fase 2, de 5 a 15 días; en la Fase 3, de 15 a 25 días; en la Fase 4, más de 25 días; y en la Fase 5, de nueva normalidad, no deben registrarse contagios.

De ese modo, los distritos avanzaron y retrocedieron en la apertura de las actividades habilitadas en cada uno de ellos, según la fase en la que se encontraban.

Región AMBA

El AMBA concentró desde el inicio de la pandemia el mayor número de contagios de coronavirus por varios meses, lo que llevó en junio a la decisión de que el conglomerado retroceda de Fase 3 a una fase estricta, mientras que el interior del país, con menor número de casos en ese momento, permanecía con medidas flexibles respecto de las actividades que podían desarrollarse.

El 17 de julio, el Presidente anunció que a partir del día siguiente y hasta el 2 de agosto se iría “tratando de volver a la vida habitual” y advirtió que la reanudación de las actividades en cada zona “va a ser escalonada y lo van a decir los gobernadores”.

El AMBA concentró desde el inicio de la pandemia el mayor número de contagios. En esa oportunidad, al fundamentar la medida de “apertura” de la cuarentena en el AMBA, sostuvo que “se ha ralentizado la velocidad del contagio y se ha hecho más lenta la ocupación de camas de terapia intensiva”.

A medida que el AMBA lograba mantener estable el número de casos, con números más altos en el Conurbano bonaerense respecto de la Ciudad, varias provincias debieron retroceder en las fases de la cuarentena que cursaban a raíz del aumento de contagios.

En ese contexto, el 14 de agosto el jefe de Estado anunció la extensión del ASPO para el AMBA y advirtió que “la circulación local del virus alcanzaba a 14 provincias argentinas”, por lo que se volvió a una fase más restrictiva en las ciudades donde se detectó mayor circulación de coronavirus.

Esa medida alcanzó, en esa oportunidad, a cuatro departamentos de Jujuy, y las ciudades Río Gallegos (Santa Cruz) y Río Grande (Tierra del Fuego), mientras que se sumaron a la Fase 1 de restricciones Tartagal (Salta), La Rioja capital y Chamical (La Rioja) y Santiago del Estero capital y La Banda (Santiago del Estero).

Anuncio de la vacuna

En el marco de la cuarentena, el 12 de agosto el Presidente anunció que Argentina y México elaborarán una vacuna para prevenir el contagio de coronavirus, que estará lista para ser utilizada en el primer semestre del 2021, mediante un acuerdo alcanzado con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

En tanto, en el anuncio realizado el viernes 18 de septiembre, se informó que “las autoridades locales seguirán siendo las que determinen qué nuevas indicaciones van disponerse en cada territorio” y se advirtió que “la pandemia no permite descuidos”.

Asimismo, se manifestó que si bien al inicio de la pandemia el problema estaba concentrado en el AMBA, “el mapa cambió” y ahora “el 49,2% de los casos están en las provincias”, cuando antes era el 7%.

Seguir leyendo

Destacados