Trump fue sometido a juicio político acusado de haber abusado de su poder por haber retenido la ayuda para presionar a Ucrania a anunciar investigaciones por corrupción contra su rival demócrata Joe Biden.

Desde su absolución por el Senado, en enero, el mandatario republicano ha echado a varios funcionarios que cuestionaron lo que la oposición demócrata calificó de extorsión contra Ucrania, entre ellos al ex embajador ante la Unión Europea (UE), Gordon Sondland.

La cadena de noticias CNN, que dio la primicia sobre la renuncia de Rood, dijo que el funcionario, que había diferido también con otros aspectos de la política exterior de Trump, había perdido el apoyo de varios de sus superiores.

Rood dijo en un comunicado que Trump le pidió su renuncia al secretario de Defensa, Mark Esper.

“Entiendo por el secretario Esper que usted ha solicitado mi renuncia como secretario adjunto de Defensa para Asuntos Políticos”, escribió.

“Los funcionarios de alto rango sirven a gusto del presidente y, por lo tanto, como usted ha solicitado, entrego mi renuncia, a hacerse efectiva el 28 de febrero de 2020”, agregó Rood en su mensaje, fechado hoy.

Trump confirmó la partida de Rood por Twitter.

“Me gustaría agradecer a John Rood por sus servicios a nuestro País, y desearle lo mejor en sus futuros esfuerzos”, escribió Trump.

En otro tuit, el mandatario compartió una noticia de la agencia Bloomberg que dice que Rood “enfrentaba presiones para renunciar de algunas personas que había perdido su confianza en su capacidad de llevar a adelante la agenda de Trump”.

Otros funcionarios echados de por Trump tras su absolución en el Senado incluyen a Alexander Vindman, director para Asuntos Europeos del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSC), y su hermano mellizo, Yevgeny Vindman, abogado del NSC.

Rood era el máximo responsable del diseño de las políticas del Pentágono y el funcionario que supervisaba aspectos de la relación con aliados externos.

En julio de 2019, Rood envió un mail a Esper en el que cuestionaba la decisión de Trump de retener millones de dólares en ayuda militar a Ucrania.

Además, Rood certificó ante el Congreso que Ucrania había realizado las reformas necesarias como para justificar la recepción de la ayuda estadounidense.

Esta certificación socavó el argumento de la defensa de Trump durante el juicio político, de que la ayuda se había retenido por temores a la corrupción en Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí