Luego del anuncio de la postergación de los pagos de deuda realizado este miércoles por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el presidente Mauricio Macri volvió a hablar públicamente luego de varios días de silencio.

Lo hizo durante la botadura del buque Santiago S. en el Astillero Tandanor. Allí, el mandatario se refirió a la crisis económica y política que se desató después de la PASO y a las últimas medidas económicas que tomó su gobierno. También hizo un llamado a la oposición al considerar que lo que ocurra hasta las elecciones “no depende sólo de un gobierno”.

“Lo que paso hace poco más de dos semanas, lo que los argentinos estamos viviendo desde el resultado de las PASO, un clima de preocupación y de angustia. Se ha generado una incertidumbre política que han tenido consecuencias económicas. Me refiero a unas PASO, unas PASO mal diseñadas que no han sido más que una encuesta, una encuesta que debe ser la más cara de todas, pero han tenido la capacidad de generar una crisis como la que estamos viviendo”, comenzó el presidente.

...

Macri se refirió a la medida anunciada este miércoles por Lacunza: “Nos hicimos cargo del tema de la deuda para defender la estabilidad cambiaria en el corto, mediano y largo plazo y vamos a trabajar como siempre, sin especular. Eso significa no patear los problemas para adelante. Esto surge de escuchar a los propios y a la oposición, porque creo que es fundamental encontrar acuerdos”, sostuvo.

En ese sentido, hizo un llamado a la oposición luego de varios duros cruces que mantuvo en los últimos días el gobierno con el Frente de Todos en plena visita del Fondo Monetario Internacional.

“Tenemos 59 días por delante hasta llegar a las elecciones. Que trascurran de la mejor manera es mi responsabilidad como presidente, pero nunca depende solo de un gobierno. Todos los que ocupamos roles de liderazgo en nuestro país sabemos el paso de cada paso que damos y sabemos muy bien qué hacer para hacer que ese presente y futuro sea lo más tranquilo y ordenado posible”, manifestó.