Esta mañana una mujer llamó al 911 indicando que su concubino viajaba en un colectivo con intenciones de quitarse la vida, al tomar conocimiento el personal de Caminera interceptó el transporte, identificó al hombre y lo hicieron bajarse.

El hombre de 27 años pretendía arrojarse a las aguas del Rio Paraná por lo que el personal policial lo contuvo. El hecho se produjo pasada las 10, cuando su pareja llamó pidiendo ayuda para localizarlo.

La policía logró interceptar el paso de un colectivo de la Línea Chaco Corrientes empresa ERSA, a cuyo conductor se le solicitó autorización para ingresar a dicho rodado, pudiendo visualizar a una persona con las mismas descripciones a las brindadas por la afligida mujer.

Por tal motivo se le pidió su DNI constatando efectivamente que se trataba del hombre en cuestión, por lo que se le invitó a descender del colectivo para luego ponerlo a resguardo.