Más de 40.000 reajustes de jubilaciones del programa de Reparación Histórica fueron devueltos por la Justicia a la ANSeS por contener errores que imposibilitan- dicen- su homologación por los distintos juzgados de la Seguridad Social. Y hasta tanto no se solucionen esos errores, en ANSeS dicen que no puede enviar otros 70.000 expedientes para su ratificación por la Justicia.

En tanto, esos más de 110.000 jubilados y pensionados no cobran el reajuste de sus haberes, ni de corresponderles, la retroactividad, en los términos de la Reparación Histórica.

Según la Justicia, los pedidos de homologación son enviados por vía digital por ANSeS a la Dirección de Tecnología (DGT) de la Justicia. Pero de allí no fueron reenviados a los Juzgados porque contienen errores, como que no están firmados por la autoridad de ANSeS que corresponde, hay matriculas erróneas de los letrados que intervienen o esos letrados no figuran en los listados de ANSeS, falta el número de CUIL de los jubilados, los textos de los convenios tienen errores, falta el número de CUIL en las liquidaciones.

Todos esas falencias hace que no se cumpla con los requisitos exigidos por la Acordada de la Corte Suprema, y no pueden ser homologados, dicen en la Justicia.

Por esa Acordada, “una vez que ANSES reciba la notificación de la homologación del Acuerdo, por parte del juzgado, procederá a la registración de la novedad en sus bases de datos y a la liquidación correspondiente”. En esos más de 40.000 casos, el expediente ni siquiera fue enviado al Juzgado.

En la ANSeS respondieron a la Cámara de la Seguridad Social. Dicen que “habiendo logrado desarrollar satisfactoriamente el primer expediente electrónico judicial en la historia del País, lo cual nos ha permitido asignar más de 700 mil acuerdos de Reparación Histórica en apenas 2 años, es natural que haya inconvenientes, dada la indefectible coordinación que se requiere entre todos los responsables. Y hemos solucionado todos los obstáculos, sin que se haya frenado el proceso de envío, hasta ahora”.

Emilio Basavilbaso, titular de la ANSeS.

En consecuencia, y dado que “las dificultades actualmente existentes para la asignación de los acuerdos, obedecen a las validaciones implementadas por el Poder Judicial y que tienen por objeto controlar cuestiones formales”, esos expedientes – proponen– “podrían ser subsanados luego de ser asignados a cada juzgado”. Y concluyen: “nos encontramos a disposición para imprimirle la mayor velocidad a la solución de las dificultades existentes”.

Por la ley de Reparación Histórica, los jubilados y pensionados que aceptan el ofrecimiento de la ANSeS deben desistir si iniciaron un juicio o desistir de recurrir a la Justicia en relación al reajuste en cuestión. Por esa razón, los acuerdos no pueden implementarse hasta tanto la Justicia de la Seguridad Social los valide. Y si ni están homologados, el expediente queda congelado y no se efectiviza los reajustes que ya tienen la aceptación del jubilado o pensionado.