La chica se llama María, tiene 17 años. El héroe del día, el hombre que no dudó en arriesgar su vida, se llama Jorge Lima. El que no arriesga no gana. Éste hombre ganó un abrazo que vale una vida. Intervino personal de la Comisaría Primera.

Este es el lugar donde Jorge no tuvo dudas y detuvo su auto para auxiliar a la mujer, hasta que llegó la Policía Turística de Corrientes para trasladar a Maria.

Los abrazos quizás no resuelvan nada, pero nos ayudan a decirle a las adversidades que no van a poder con nosotros, que no van a derrumbar nuestros sueños y que se puede salir adelante siempre.

Una vez segura y contenida, fue trasladada a la Comisaría Primera, que tomó intervención. Luego del hecho ocurrido alrededor de las 16.30 de ayer, se conoció que la jovencita vive en el barrio Santa Teresita de esta Ciudad.